viernes, 12 de junio de 2009

capitulo 134. LA SAGA BOND 3ª PARTE: ME LLAMO MOORE, ROGER MOORE

George Lazenby solo interpretó una película de Bond, y Sean Conery ya había dicho que nunca jamás interpretaría al agente secreto (su mujer le dijo: Nunca digas nunca jamás).
Ya era hora de buscar un nuevo Bond, y se pensó en un joven actor, famoso sobre todo por sus papeles Shakesperianos en obras de teatro, de nombre Timothy Dalton.
Pero Dalton no se veía preparado para interpretar al famoso 007.
Entonces pensaron: ¿No ha acabado ya la serie El Santo? ¿Estará disponible ya el bueno de Roger Moore?



Y si, lo estaba. Moore se convirtió ya en el nuevo Bond.
Y lo interpretaría ni mas ni menos que en 7 ocasiones, siendo estas:

Vive y deja morir, que dirigió el ya experimentado director de películas Bond Guy Hamilton y que se estrenó en 1973.





Los productores se encargaron de que la gente se enterara bien de que tenían un nuevo Bond, y la campaña publicitaria de esta nueva película fue muy agresiva. Jamás habían presentado al nuevo actor con tanto énfasis como se hizo en esta ocasión. Cuando la gente ya estaba bien enterada de que un nuevo Bond entraba en juego, se estrenó la película, que fue un éxito rotundo en taquilla, recaudando 166 millones de dólares.
Y la gente amaba a Moore, los fans, que no los críticos, que no creían que el actor fuera a cuajar en el personaje.

Y vaya si cuajó. Después de los dineros recaudados, los productores no estaban dispuestos a desacerse de un actor que, al contrario de Conery y Lazenby, disfrutaba y estaba encantado de interpretar al agente.
El reinado de Moore acababa de empezar.

En 1974 se estrenaba, de nuevo dirigida por Guy Hamilton El hombre de la pistola de oro.





Para la mayoría de los fans se estrenaba la que era, hasta entonces, película mas floja de Bond.
La relación entre los productores Broccoli y Saltzman iba de mal en peor, y esta sería la última película que producirían juntos, y eso se notó en el resultado final.
La película parecía mas una comedia que una película de Bond.
Los mas que decepcionantes 98 millones de dólares recaudados en taquilla eran un pequeño aviso de que los fans no se conformarían con cualquier cosa.

Llego el año 1977, Lewis Gilbert dirigió La espía que me amó.





Ya separado de su ex socio, Broccoli se embarcó en producir una nueva película de Bond, que no decepcionara a los fans.
Y dos años y medio después de El hombre de la pistola de oro les regaló esta joya.
La película de Bond mas espectacular estrenada hasta entonces. Todo en ella funcionaba de maravilla.
El humor estaba mejor repartido que en la anterior cinta, y fue un éxito en todos los niveles.
Además, fue la primera película Bond rodada en los ya míticos estudios Pinewood, lugar donde se han rodado todos los interiores de los Bonds desde entonces.
Broccoli se propuso callar las voces que aseguraban que Bond estaba acabado, y vaya si las calló...
185 millones recaudados en taquilla, en esa época, callaban hasta al mas pintado.

En 1977 se había estrenado, con un éxito hasta entonces inimaginable, La guerra de las galaxias, y Broccoli pensó que era el momento de llevar a Bond al espacio.
Si amigos si.
En 1979 se estrenó Moonraker, de nuevo dirigida por Lewis Gilbert.





La saga Moore empezaba a flojear. Una película excesibamente cara, que no llegaba a demostrar el por que de tantísimo dinero invertido en ella.
Aun así la película superó a todas sus antecesoras en taquilla, recaudando la excepcional cifra de 203 millones de dólares, convirtiéndose en la mas taquillera hasta que se estrenó Goldeneye en 1995.
La crítica quedó fascinada con el humor y la descabellada historia que se encontraron, pero los fans se quejaron de que el estilo Bond se había diluido por las rendijas de las naves espaciales o habían sido desintegradas por los rayos laser, así que el productor prometió volver a traer a Bond a la tierra en la siguiente película.

En 1981 se estrena Solo para sus ojos, dirigida por John Glen.




La promesa de Broccoli se cumplió, y esta cinta de Bond era mucho mas realista que su antecesora.
Pero, aunque impecablemete rodada, las escenas de acción cansaron a los fans, que las consideraban casi de relleno y con unos chistes demasiado exagerados.
Recaudó menos que Moonraker, pero sus 195 millones dejaron a Broccolli mas que contento.
Aquí había Bond para rato.

El año: 1983, el director: John Glen, la pelicula: Octopussy.





Para muchos, la mejor película de la era Moore.
La amenaza nuclear hizo que el interés creciera en la película.
Y el humor se redujo casi al mínimo, haciendo que la escena de Bond intentando desactivar una bomba vestido como un payaso de circo no solo no fuera cómica, si no que además mantuviera a todo el publico en tensión.
!84 millones y el despertar del interés de la saga de nuevo en Estados Unidos confirman el éxito de la cinta.

Todos pensaban que el momento de la retirada de Moore había llegado, pero el actor decidió enfundarse en la piel de Bond una vez mas, y la edad del actor, que ya estaba mayor para andar pegando saltitos y puñetazos en la pantalla se hizo notar en el resultado final.
En 1985 y de nuevo dirigida por John Glen, se estrena Panorama para matar.





Si, Moore estaba demasiado mayor para hacer de Bond.
La película, por primera vez desde El hombre con la pistola de oro, parecía desganada y cansada, como el propio Bond.
52 millones de dólares hicieron que el bueno de Moore se fuera de la saga con la cabeza bien alta.

En el corazón de muchos fans había sustituido al mismísimo Conery, y aunque a mi no me gusta especialmente, he de admitir que me divierte mucho su Bond y agradezco ver sus películas.

12 comentarios:

Mari Pueyo dijo...

Para mí en realidad Moore es el peor Bond y no el pobre Lazenby. Pero sobre gustos...

lolami dijo...

"La espía que me amo" es una de las que más me gustan, después de las de Connery, claro.
Roger Moore me pareció muy elegante y muy bueno interpretando a Bond.

Un abrazo.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

no me acordaba de Moore...ups!!!...
pero insisto me quedo con Connery...;)
besitos!

Maya dijo...

Nunca me ha gustado James Bond :( ..si tuviera que quedarme con uno.....pfff supongo que con el ultimo..me gustan sus ojos :\ xDDD

BESOS

joselop44 dijo...

Como siwemrpe interesantísima la entrada.
Saludos

marguis dijo...

Nunca me acabó de gustar... aunque reconozco que he visto mas de una vez "La espía que me amó"... es que es muy blandito!!

Stanley Kowalski dijo...

Esta saga es maravillosa Chache, coincido con vos, nunca me gustó este Bond, pero lo respeto. También leí que los fans, además de esperar los estrenos, esperaban las canciones que se componían para cada película, y también resultaban un éxito en ventas.

Mil gracias por tanto afecto.

BESOTES Y BUEN DOMINGO!!

tita hellen dijo...

2 Conexiones tuvo este Bond con los Beatles. en live and let dye, Paul Mccartney hizo la banda sonora con su grupo The Wings y luego hizo La espia que me amó con Barbara Bach, segunda esposa de Ringo Star.

Sinceramente, creo que el malo más creible lo tiene él en Panorama para matar, ese Christopher Walken da miedito!!!

Sandra dijo...

Este es el Bond que menos me gusta.
La verdad es que sus peliculas si eran un poco ridiculas (en cuanto a lo que el exceso de humor se refiere).
Un beso

dexter dijo...

Roger Moore tenia un punto tambien como Bond.
Me mola, no es mi favorito pero me mola.
Salu2

SethC dijo...

El hombre de la pistola de oro... que mítica, la peor? La peor Moonraker en todo caso! Si Scaramanga es de los mejores villanos de la saga!! Crishtopher Lee rules!

Alexandra dijo...

Mi papá te hubiera amado por todas ésta entradas del agente 007, era super fan de éstas series. A mí me gustaron mucho, hasta antes de que Bond fuera Dalton y de plano peor cuando lo fué Brosnan, porque no me lo trago.

Ya para cuando nos pusieron a Daniel Craig no había visto nada. De hecho, no perdono a éste último por pedir un Aston Martin automático porque el señor no sabe manejar standar ¡Sacrilegio! Jajaja.

Salu2.